Quién es Alicia Aceto?
Cuántos se harán esta pregunta. La conocíamos antes de lanzar su primer CD:
Alicia Aceto siempre estuvo preparándose para ese momento; cantando con diferentes grupos, con diferentes músicos, pero siempre cantando.
Comenzó haciendo infantiles, componiendo para los chicos las melodías más dulces y pegadizas que invitan a llevar el ritmo; con el afán de despertarles -desde muy chiquitos- esa pasn por la música, la misma que ella acaricia desde sus tempranos cuatro años de vida.
Después se dedicó a cantar en pubs y locales para público más adulto, donde también interpretó sus melodías con la particular caricia de su voz.
Transitando su propio camino musical conoce a uno de los integrantes del grupo Los Playeros. Allí descubre -entre otros instrumentos- el requinto y se fascina con ellos. Comienza a trabajar en la musicalización de los temas, cambiando su repertorio y aprendiendo a cantar los boleros que ella conocía pero nunca había cantado.
Un día conoce al Gran Maestro Roberto Valencia y escucha algo totalmente distinto: él cantaba los mismos boleros, pero sonaban diferentes.
Así comienza a trabajar como primera voz del Trío Valencia y es allí donde desarrolla sus habilidades sobre la música del Caribe, conociendo entonces a Beny Moré, Trío Matamoros, Celia Cruz, Compay Segundo, Israel López (Cachao), por nombrar algunos de ellos.
Este particular estilo la hace sentir tan bien que, las congas, las pailas y las maracas pasan a formar parte de su cuerpo. Indudablemente nacía de ese modo su personal forma de interpretar los boleros.
Por ello decide grabar su primer CD haciendo de los boleros conocidos una versión distinta, sin computadoras, hecha con músicos de carne y hueso, empleando los instrumentos más fieles a su origen y apuntando a un estilo dulce, sabroso, pero a su vez fácil de escuchar.
Indudablemente la calidad de su voz y su peculiar capacidad interpretativa no pasaron inadvertidas para la crítica especializada, algo que -desde su lanzamiento- se ve reflejado en los distintos medios.